Miércoles, junio 8, 2016

Cómo Internet Of Things puede revolucionar el marketing

Oportunidades y desafíos de una tendencia que viene pisando cada vez más fuerte. Cómo aprovecharla en marketing.

Difícil surfear la web y no encontrar algo vinculado a Internet Of Things. Como tendencia viene dando mucho que hablar y muchos ya lo presentan como el futuro del marketing. Así que más vale ir preparándonos…

Para quienes todavía no lo tienen en claro, IOT se vincula a la posibilidad de conectar dispositivos a Internet y entre sí para que transmitan datos que les permitan funcionar de manera más inteligente y mejorar la experiencia del usuario.

internet_of_things

Dicho de otra forma, IOT se refiere a la interconexión de objetos cotidianos con Internet. Imaginemos un escenario en el que todas las cosas cotidianas (vehículos, electrodomésticos, dispositivos mecánicos, hasta muebles, maletas, calzado, biosensores y miles de objetos más) estén conectados a una “red de redes”. ¿Con qué fin? Básicamente que todos esos objetos se comuniquen entre sí y, por ende, sean más inteligentes e independientes. ¿Para qué? La mayor parte de esos desarrollos está pensado para facilitarnos la vida y mejorar nuestra experiencia.

Todo esto obviamente es aplicable a cientos de sectores: energía, salud, hogar, medioambiente, transporte, comercio minorista, y tanto más. Internet Of Things promete, y mucho. Si hablamos de números, eMarketer estima que la cantidad de objetos conectados aumentará más de 5 veces para 2020, en relación al número actual. IDC, por otro lado, prevé que el mercado mundial de IOT crecerá de USD 655.8 mil millones en 2014 a USD 1.7 trillones (!) en 2020, con una tasa de crecimiento anual del 16.9%. Impresionante, ¿no?

Cada vez más marcas se suman a la Internet Of Things para estrechar relaciones con sus consumidores y mejorar sus productos.

Las compañías también se valen de esta tendencia para mejorar sus productos y reforzar el vínculo con sus consumidores. El abanico de posibilidades para los marketers es muy amplio. De hecho, ya hay marcas que están utilizando IOT de manera formidable. Vamos con algunos ejemplos:

1) Lexus

Para el lanzamiento de su NX Crossover, Lexus se unió a APN Outdoor, fabricante de tableros digitales. Con la campaña de promoción, hicieron de esta iniciativa de IOT algo totalmente diferente y creativo: el tablero personalizaba el anuncio por cada auto que pasaba, tomando en cuenta la marca, modelo y color del vehículo, para enviar un mensaje 100% customizado. ¿Cómo te suena un “Hola, conductor del Audi blanco. Es hora del Crossover. Este es el nuevo Lexus NX”?

2) Diageo

Diageo también sorprendió con su botella inteligente, con sensores que permiten saber si la botella fue abierta o no y en qué etapa de la cadena de suministro se encuentra. En un trabajo en conjunto con Thinfilm, eligieron el icónico Johnnie Walker Blue Label para presentar esta novedosa tecnología en el Mobile World Congress de 2015. Al estar permanentemente conectados, estos sensores le permiten a Diageo enviar información específica a los clientes que escaneen la botella con sus smartphones. Por ejemplo, si la botella todavía está en la tienda, enviarles una oferta promocional determinada. Y si los sensores indican que la botella ya fue abierta, mandarles info sobre recetas de cocktails.  

3) Home Depot

La reconocida empresa minorista de mejoras en el hogar les ofrece a sus consumidores la posibilidad de ver cuál es la ruta más eficiente para hacer en la tienda, en base a los productos que compraron online. Y esto es genial, teniendo en cuenta lo complicado y abrumador que puede resultar encontrar algo en este tipo de locales, sin recibir indicaciones. Home Depot parece amar las últimas tendencias en tecnología: ya había utilizado previamente Realidad Aumentada en su mobile app para permitirle a sus usuarios ver cómo determinados productos lucirían en sus casas.  

No hay dudas de que la interacción marca-usuario cambiará radicalmente en los próximos años, a medida que IOT traiga más posibilidades. La clave está en estar atento a la tendencia y ver cómo puede impactar en tu marca o nicho, para poder aprovecharla sabiamente, cuidando a tus consumidores.