Martes, mayo 30, 2017

Emociones, la clave de las marcas para conectar con su público

Las emociones siempre fueron el motor de grandes descubrimientos e ideas. En el Marketing digital, se vuelven más importantes que nunca.

Las emociones siempre fueron el motor de grandes descubrimientos, ideas y lo que mueve cada una de nuestras acciones. En términos de marketing digital, las emociones también deberían ser el motor de toda estrategia porque, en definitiva, el objetivo es conquistar el corazón de su consumidor.

Hoy en día, la atención de los usuarios cotiza en bolsa y las emociones son un punto a explotar en este sentido. Los usuarios se cansaron de escuchar la catarata de beneficios que cada producto tiene para ofrecer, y lo que hoy valoran es establecer con las marcas una conexión real. En tiempos donde rige el “Skip ad”, es necesario emocionar al público para retenerlo.

Si logramos conectar con las emociones de nuestro target, seguramente muchos se conviertan en consumidores de nuestro producto. Y desde ahí sí es importante darle una buena experiencia: muchas veces los usuarios más comprometidos son los que más daño le hacen a nuestra reputación en casos de malas experiencias.

¿Cómo llevar a cabo la estrategia de Marketing Emocional?
¿La solución es meter fotos de gatitos en todos lados? No necesariamente, hay otras maneras. Llevar a cabo una estrategia digital que conecte con las emociones de tu público no es nada sencillo, pero aquí te dejamos algunos consejos y pasos a seguir:

1- Conoce a tu target. Identifica qué intereses tienen, qué gustos, qué valoran, qué esperan de ti, en qué medios los encuentras. Este primer paso es fundamental, debes entender a quién le estás hablando y sus códigos.

2- Conoce a tu marca. Antes de encarar la estrategia debes tener bien claro los valores de tu marca, qué lenguaje puede usar, cuál no, qué cosas puede decir, dónde, etcétera. Esto parece obvio pero no tenerlo bien claro desde un principio puede hacer fallar toda tu estrategia.

3- Encuentra puntos en común. Ahora que ya conoces a tu público y conoces tu marca, encuentra puntos en común. Sobre eso construiremos la campaña, apelando a los valores, objetivos y emociones que podamos compartir con el target.

4- Elige el canal y el formato más adecuado. En digital tenemos montones de medios para llegar a nuestra audiencia: Google, Facebook, Snapchat, Twitter, Instagram, blogs, por nombrar sólo algunos. Para poder conectar realmente con las emociones del target, la campaña tiene que compartir sus códigos, su lenguaje, sus medios. Si apuntamos a un target joven y decidimos pautar en Snapchat puede ser una buena idea, pero si la pieza es un comercial pensado para televisión, el resultado no será el mejor.

Para cerrar, veamos un buen ejemplo de campaña emocional. Volvo Trucks tenía que comunicar los beneficios y la resistencia de un nuevo camión. ¿Cómo hacerlo y a la vez tocar el corazón del público? Parece imposible, pero con esta campaña 100% digital centrada principalmente en YouTube, lo lograron: