Jueves, agosto 10, 2017

Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat… ¿dónde me conviene pautar?

Las redes sociales son las más elegidas al momento de mostrar un producto o servicio, pero… ¿da lo mismo tener en presencia en cualquiera o estar en todas?

Ya no es ninguna novedad que las plataformas digitales son fundamentales a la hora de invertir en medios. Redes sociales como Snapchat, Instagram, Twitter, LinkedIn y Facebook son las más elegidas al momento de mostrar un producto o servicio, pero… ¿da lo mismo tener en presencia en cualquiera? ¿Está bien estar en todas?

Preguntas como estas son las que debemos hacer en las instancias iniciales de una estrategia de comunicación digital. Conocer a nuestros públicos y saber cómo utilizan las redes resulta clave si tenemos un objetivo de comunicación concreto.

Cada cosa en su lugar

Cada red social tiene su propio código. LinkedIn, por ejemplo, tiene un perfil profesional y generalmente las interacciones se realizan entre redes de contactos laborales, de formación o experiencias en un rubro  determinado. En cambio, en Instagram suelen funcionar mejor los contenidos inspiracionales, motivacionales y relacionados con lifestyle.

Otra plataforma con público adolescente es Snapchat, que tiene su mayor fuerte en la generación de contenidos audiovisuales, verticales, espontáneos y efímeros (luego “imitada” por las stories de Instagram). Twitter, por otro lado, se enfoca en la divulgación de información concisa y el humor breve en menos de 140 caracteres. Finalmente, la mayor de todas las redes: Facebook, en la que se combinan en general los formatos y producción de contenidos que otras plataformas segmentan.

El rey de los anuncios

Para graficar el crecimiento y la importancia de los medios sociales, vale mencionar que en 2016, solamente en Estados Unidos, la inversión digital superó los 72.000 millones de dólares y se espera terminar este año con una cifra superior a los 82.000 millones. Para el año 2020 el monto ascendería a 113.000 millones de dólares.

En el caso de Snapchat, debutó como plataforma de anuncios recién en 2016 y los balances no son nada despreciables: 367 millones de dólares de facturación. Todavía está lejos de los casi 12.000 millones de ingresos por anuncios de Facebook, que lidera cómodo el mercado y está cerca de triplicar los ingresos por publicidad de su principal competidor, Google (4.8000 millones).

Qué contenidos mostrar

Realizar un análisis de las publicaciones para saber cuál puede tener mejores resultados no es un trabajo imposible. Además de entender dónde se encuentra tu público objetivo, ver qué tipo de posteos previos tuvieron mejor alcance, interacciones o likes es una buena base para enfocar los futuros anuncios en cada red social.

Así que ya sabes: cada red social debería tener su propia estrategia, su propio presupuesto y su propia audiencia. Qué y cómo decirlo en cada caso, depende de cada uno.