Viernes, abril 1, 2016

Por qué los sitios web volvieron a ser muy importantes

Con el boom de los smartphones, tener un buen sitio web que se adapte a cualquier dispositivo es clave en toda estrategia digital.

Los sitios web están volviendo a tener un lugar de relevancia. Bien por esto. Mucho más hoy en día, cuando es imposible concebir un mundo moderno sin consumidores que googleen lo que están necesitando desde el dispositivo móvil que tienen a mano y, mínimo, aspiren a tener una buena experiencia.

importancia_sitios_web

Como muchas cosas en la vida, los ciclos se repiten. Y lo que alguna vez fue furor, hoy está retomando el podio nuevamente, luego de haber caído un tiempo en el olvido. Hagamos un rápido racconto de cómo se fueron dando las cosas:

Inicialmente los sitios web fueron un boom total. Hablamos de comienzos de los años `90. Yahoo, sin ir más lejos, apareció en 1994 y hasta Pizza Hut, en ese mismo año, empezó a tramitar sus pedidos a través de su web. Algunos años más tarde apareció el hoy descomunal Google, que revolucionó la forma de hacer búsquedas en Internet.

Para ese momento ya había varios millones de usuarios de Internet, y la web se presentaba como un escaparate maravilloso para mostrar nuestro negocio sin límite de tiempo ni de lugar.

Años más tarde apareció Facebook, y una seguidilla de plataformas sociales que cambiaron las reglas del juego y empezaron a tomar protagonismo: Flickr, Vimeo, YouTube y un poco más tarde Instagram, Pinterest, Twitter y tantas otras. La gente se volcó por completo a las redes sociales como espacios de interacción (y, literalmente, centro de su vida online) y esa fue probablemente la mayor meseta que tuvieron que atravesar los sitios web.

Un sitio web responsive es clave en toda estrategia de marketing digital.

Pero no todo estaba perdido. Con la aparición de los smartphones y otros dispositivos móviles, los websites fueron recuperando su lugar de honor. A tal punto que hoy en día un sitio web que no siga las reglas del responsive design no logrará sobrevivir mucho tiempo.

La onda mobile claramente sumó para la reivindicación de los clásicos sitios web. Pero también hubo otros factores que empezaron a tener un rol importante. Un ejemplo de esto son los “micro-moments”, concepto acuñado por Google (muy marketinero y cool, por cierto) que hace referencia a esos pequeños momentos en que los consumidores utilizan su dispositivo móvil para realizar “x” tarea o tomar “x” decisión.

En otras palabras, hoy en día los usuarios se vuelcan a sus dispositivos para buscar, aprender, mirar, comprar, o cualquier otra acción, en períodos muy breves de tiempos (de acuerdo al propio Google, chequean sus celulares 150 veces por día y cada sesión dura, en promedio, 1 minuto y 10 segundos). La información que encuentren en ese instante es lo que los empujará a tomar una decisión determinada. Interesante desafío para que los marketers se pregunten cómo hacer que su marca esté donde y cuando tiene que estar, en el preciso momento en que los consumidores demandan ESA información.

Un sitio web entonces es indispensable para aprovechar esos momentos de interacción clave. Sumado esto a que, si un consumidor busca determinada información sobre una empresa que no tiene su propio sitio web, va a terminar haciendo su research en sitios de terceros como Wikipedia, Taringa!, foros varios y demás.

Otro gran activo que siempre suma: tener un sitio web local y no tener que depender del sitio web global, en el caso de multinacionales, claro está. Esto básicamente por un tema de customización de contenidos para la audiencia, para posicionarlos correctamente en los buscadores y para agilizar la actualización de la información, cada vez que se necesite.

En síntesis, en la era de la información, es esencial que le ofrezcas a tus consumidores y prospectos información oficial y de primera mano, que los lleves por donde quieras que vayan, y que les digas cómo tu producto o servicio puede ayudarlos a resolver sus problemas. El paso #1 para hacer esto es tener un lindo y profesional sitio web responsive que destaque tu ventaja competitiva, te ayude a maximizar tu visibilidad online y, sobre todo, a construir momentos clave de interacción y comunicación con tu gente.