Jueves, junio 22, 2017

Qué es el remarketing y para qué sirve

Conocer de qué hablamos cuando mencionamos al remarketing es muy simple: se trata de generar una audiencia especial con visitantes de nuestra web.

Conocer de qué hablamos cuando mencionamos al remarketing es muy simple: se trata de generar una audiencia especial con visitantes de nuestro sitio web. Estos ya conocen el producto o servicio que ofrecemos pero no logramos generar una venta o contacto. Es decir, a través del remarketing podemos generar una segunda oportunidad de venta.

Esta herramienta es muy común, utilizada sobre todo por sitios de e-commerce para rastrear a sus posibles compradores. Seguramente, al navegar por la web te haya “perseguido” un anuncio con algún producto que viste en otro sitio, aunque no lo hayas comprado. Bueno, ese producto “persiguiéndote” por la web es una campaña de remarketing, y lo que intenta es que finalmente se concrete la venta.

¿Cuáles son los beneficios del remarketing?

También conocido como “retargeting”, uno de sus beneficios principales es que, al tener una audiencia ya segmentada, cuesta menos que empezar una campaña desde cero. Este tipo de campañas es un gran complemento para cualquier estrategia digital. Así, el usuario tiene un conocimiento previo de lo que ofrecemos, por lo que debemos enfocarnos en dar “el último empujoncito” para convertirlo en un comprador.

Además, su utilización no es compleja aunque sí requiere estrategia, una correcta segmentación y monitoreo. Hoy en día, los medios más frecuentes para aplicar una campaña de remarketing son la red de publicidad de Google y los ads de Facebook. Lo que se hace es insertar en el sitio en cuestión una cookie que les diga a Google y Facebook quiénes de sus usuarios visitaron esa página. De esta manera, a esa gente se les mostrará un anuncio especialmente pensado para usuarios que vieron nuestro sitio pero no convirtieron.

Una buena práctica para tener en cuenta a la hora de diseñar una estrategia digital es tener anuncios y, si se puede, hasta una landing pensada especialmente para remarketing. Ofrecerles algo personalizado es una buena manera de tratar de capturar a esos usuarios que ya se nos escaparon la primera vez. Por eso, como decía Albert Einstein: “si buscas resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo”.