Martes, septiembre 5, 2017

Qué es el ROI y cómo se utiliza para medir una campaña de marketing digital

Qué es el ROI: estas siglas significan Retorno de la Inversión y miden el impacto de una campaña. Sí, así de sencillo.

Antes de adentrarnos en un terreno colmado de métricas y analizar resultados en marketing digital, es necesario dejar en claro qué es el ROI. Estas siglas significan Retorno de la Inversión y miden el impacto de una campaña. Sí, así de sencillo.

El ROI refleja la rentabilidad de un negocio o inversión, relacionando las variables de costos e ingresos. Osea que representa la medición de los resultados cuantitativos y no cualitativos, y en general no refleja el branding ni el posicionamiento de marca, como así tampoco la repercusión de la campaña de otra forma que no sea mediante números y cifras concretas de ventas.

Cómo medir el ROI

Existen 5 formas básicas de obtener métricas y cada equipo de marketing puede seleccionar las que mejor se adapten a sus objetivos:

1.Ingresos o Valor Anual de Contrato: La primera de las vías para medir el ROI tiene que ver directamente con lo que la empresa facturó gracias a la estrategia de marketing. Generalmente se realiza por año para calcular cuántos ingresos tuvo la marca y cuánto se invirtió en campañas de marketing digital.

2.Porcentaje de clientes obtenidos: La medición del ROI en este caso es por el total de consumidores del producto o servicio logrados por las acciones en medios digitales. Existen dos formas sencillas de saber cuándo un cliente entra en esta categoría: por haber comprado de manera online luego de cliquear sobre un enlace o afirmar que se enteró a través de internet.

3.Costo de adquisición por cliente: A través de esta vía se obtiene el promedio de cuánto invierte la marca para ganar nuevos clientes. La ventaja de utilizar esta herramienta de medición es que el objetivo es mantener la cifra lo más baja posible y cualquier variación es una señal para modificar la campaña de marketing digital. En la sumatoria de costos se deben incorporar todos los factores que requieren inversión (por ejemplo: sueldos del equipo de marketing, pauta en redes sociales, etc.).

4.Porcentaje de influenciados: Tal vez se trate de la medición más difícil de cuantificar porque se trata de obtener datos sobre los clientes que en algún momento recibieron e interactuaron con la campaña de marketing digital aunque la adquisición del producto o servicio no se haya realizado online. El objetivo de esta modalidad es saber qué tanto la campaña pudo influenciar su decisión de compra.

5.Ratio de ventas: Finalmente, entre las cinco maneras de medir el ROI llegamos a la más “relativa” de todas para sacar conclusiones en cuanto a la campaña de marketing digital. Para obtener el ratio de ventas se suma el total de negocios obtenidos y se lo divide por la inversión realizada para lograrlos.

Tener herramientas como estas nos ayuda a optimizar resultados en una campaña de marketing digital y realizar mejores análisis y diagnósticos de nuestro trabajo, destacar aciertos y, de ser necesario, ajustar engranajes para que a través de las ventas y leads se obtengan los beneficios esperados.